¿QUÉ ES EL ARRAIGO?

 

En la legislación española sobre extranjería, existen tres tipos de arraigo que son el laboral, el social y el familiar. Estos tres procedimientos están planteados para circunstancias excepcionales, es decir que podremos acogernos a ellos por vías que no son las establecidas a priori para establecernos y vivir o trabajar en España.

Esta regularización excepcional responde a la necesidad precisamente de poder dar una situación legal a personas que ya están residiendo o trabajando en España pero de forma “irregular”.

Vamos a diferenciar brevemente en qué consiste cada uno de ellos y tener una visión general y ver si podemos encuadrarnos en alguno de ellos.

Partimos de la base que en los tres casos son residencias TEMPORALES POR CIRCUNSTANCIAS EXCEPCIONALES.

En la siguiente tabla veremos sus diferencias y sus requisitos particulares, teniendo en cuenta que a la hora de pedirlo tendremos que presentar más documentación normalmente general para la mayoría de autorizaciones.

 

 

          ARRAIGO LABORAL          

 

        ARRAIGO SOCIAL                                            

              ARRAIGO FAMILIAR

 

¿EN QUE CONSISTE? Es una autorización que se podrá conceder a ciudadanos extranjeros que se hallen en España y hayan tenido relaciones laborales durante un mínimo de seis meses. Es una autorización que se podrá conceder a ciudadanos extranjeros que se hallen en España y, o bien tengan vínculos familiares en España o estén integrados socialmente. Es un autorización que se podrá conceder a ciudadanos extranjeros que se hallen en España y, o bien sean padre o madre de un menor de nacionalidad española, o sean hijos de padre o madre que hubieran sido originariamente españoles.
REQUISITOS ESPECIFICOS Poder demostrar la existencia de relaciones laborales cuya duración no sea inferior a seis meses. Tener vínculos familiares o bien, presentar un informe que acredite su integración

Contar con un contrato de trabajo firmado por el trabajador y empleador, para un periodo no inferior a un año.

Ser padre o madre de menor de nacionalidad española, o hijo de padre o madre que hubiera sido originariamente español.
TIEMPO en situación “irregular” en España Haber permanecido con carácter continuado en España durante un periodo mínimo de dos años. Haber permanecido con carácter continuado en España durante un periodo mínimo de tres años  
¿QUE TIPO DE AUTORIZACIÓN SE OBTIENE? Residencia que llevará aparejada una autorización de trabajo por cuenta ajena y propia. Residencia que llevará aparejada una autorización de trabajo por cuenta ajena o propia Residencia que llevará aparejada una autorización de trabajo por cuenta ajena o propia

 

Hemos intentado con este cuadro esclarecer a grandes rasgos en qué consiste cada uno de

ellos, esperamos que os haya sido de utilidad para ver las diferencias y en un golpe de vista poder plantearnos posibilidad de encajar en alguno de ellos, teniendo en cuenta que tendremos que estudiar minuciosamente cada caso y plantear cada situación personal de la mejor manera posible para cada persona.